Skip to content Skip to footer

En mesa redonda analizan el papel de la cultura en la eliminación de la violencia hacia las mujeres en Sinaloa

28 de marzo de 2022.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, El Colegio de Sinaloa, el H. Congreso del Estado y la Secretaría de las Mujeres celebraron la mesa redonda: El papel de la cultura en la eliminación de la violencia hacia las mujeres en Sinaloa, el viernes 25 de marzo del año en curso, en el vestíbulo de El Colegio de Sinaloa donde se dieron cita diversas instituciones y colectivos de mujeres.

Participaron en el panel, Dra. Ma. Aurora Armienta Hernández, miembro de El Colegio de Sinaloa; Lic. Rosa Elena Millán, subsecretaria de Igualdad Sustantiva y Perspectiva de Género de la Secretaría de las Mujeres; Dip. Almendra Negrete, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género y Familia del H. Congreso del Estado de Sinaloa.

Con la representación del Dr. Rubén Rocha Moya, gobernador Constitucional del Estado, participó la Dra. Teresa Guerra Ochoa, titular de la Secretaría de las Mujeres. En calidad de moderadora, estuvo Lic. Lydia Concepción Celaya, secretaria general de El Colegio de Sinaloa. De la misma manera, se contó con la presencia de la Dra. Eneyda Rocha, presidenta del Sistema DIF Sinaloa, entre otros servidores públicos y académicos.

El Estado debe tener políticas públicas, programas y proyectos necesarios para promover el ejercicio sustantivo del derecho a la cultura: Rosa Elena Millán Bueno.

En su participación, la Lic. Rosa Elena Millán expresó que el derecho humano en la cultura debe de ser algo que todos tengamos oportunidad de acceder, así como crear, recrear y disfrutar las manifestaciones materiales e inmateriales del arte y la cultura. Agregó que para ello el Estado debe tener políticas públicas, programas y proyectos necesarios para promover el ejercicio sustantivo de este derecho.

Asimismo, mencionó “Sinaloa es un semillero de arte” y resaltó a la mujer en la cultura y las artes citando, a manera de ejemplo, a Sor Juana Inés de la Cruz con algunos sonetos donde está presente la agresión hacia la mujer. Agregó que las propias condiciones de vida es lo que va haciendo que la agresividad sea una pauta en la vida de cada quien, sea hombre o sea mujer. Expresó que lo anterior permite reiterar la importancia que tiene el arte y la cultura como herramienta de combate hacia la violencia de las mujeres y la sociedad en general.

Todas las acciones para eliminar problemas como la violencia y de desigualdad no van a disminuir si no educamos a las mujeres en la resiliencia: Almendra Negrete Sánchez.

La Dip. Almendra Negrete desde una experiencia personal y desde su trabajo como maestra de los niños, compartió que se rehúsa a educar a los niños en la normalización de la violencia. “Yo he entendido que en México la cultura es una cultura viva”, es decir, la cultura somos nosotros y, por lo tanto, todas las acciones para eliminar problemas como la violencia y de desigualdad no van a disminuir si no educamos a las mujeres en la resiliencia: “La resiliencia es como el empoderamiento femenino sinaloense. Y la sororidad como fortaleza”, expresó.

Asimismo, dijo que Sinaloa es de contextos y, con ello, estamos directa o indirectamente inmersos en un contexto de violencia; por lo que primero se debe reconocer nuestra realidad, entenderla y trabajarla para poder romper con el ciclo de violencia. Señaló que siempre parte de la empatía ante cualquier iniciativa que le llega como litigante del Estado y aclaró que esta cultura de violencia en Sinaloa va a cambiar en la medida en la que los nosotros como sinaloenses nos comprometamos a hacerlo.

Ante la violencia, debemos considerar el papel de la prevención como un imperativo de la sociedad: María Aurora Armienta Hernández.

Por su parte, la Dra. Ma. Aurora Armienta explicó el objetivo de la mesa redonda: propiciar la reflexión sobre uno de los factores que influyen en el desarrollo o no de la violencia contra las mujeres, y citó algunas reflexiones de filósofos sobre lo que ha significado ser mujer en algunas épocas. 

Entre otros aspectos que enumeró sobre las diversas acciones que se han emprendido desde diversas instituciones, remarcó que la mayoría de los textos y pronunciamientos se refieren a acciones para castigar el comportamiento violento, lo cual es indispensable, “pero me parece que debemos también considerar el papel de la prevención como un imperativo de la sociedad y en el cual juega un papel relevante la cultura, entendida como dije en un principio, como la manera de pensar, de entender al mundo de forma colectiva”.  

También planteó reflexiones sobre las acciones que deberían llevarse a cabo en el aspecto cultural, a manera de conclusión en la mesa redonda: ¿cómo lograr que se modifique el lenguaje para que sea realmente de respeto e igualdad hacia las mujeres? ¿Cómo erradicar aspectos peyorativos en el trato diario? ¿Cómo impulsar que las mujeres tengamos una mayor autoafirmación y auto aprecio? En ese sentido, a manera de propuesta, hizo extensiva la invitación a que los diversos organismos, escuelas, medios de difusión, compartan la convocatoria lanzada por El Colegio de Sinaloa: Mujeres ejemplares para la juventud sinaloense para que niñas y jóvenes de la entidad puedan expresar su experiencia y creatividad en torno al tema.

La cultura es un camino no sólo para la transformación del Estado, sino para la transformación personal: Teresa Guerra Ochoa.

En su intervención, la Dra. Teresa Guerra Ochoa externó su aprecio a todas las mujeres presentes en la mesa, así como a las asistentes y, sobre todo, a las mujeres que construyen a Sinaloa en todas las dimensiones de lo cultural. Hizo mención de artistas locales como Inés Arredondo, Amparo Ochoa, Lola Beltrán, Rosa María Peraza, entre otras mujeres que han aportado a la cultura del Estado. Resaltó que, desde la Secretaría de las Mujeres, busca brindar las herramientas a todas las mujeres en situación de violencia para que se conviertan de víctimas a protagonistas.

Comentó que “tenemos que hermanar esfuerzos para impulsar a esas mujeres que a veces lo que no han encontrado son los espacios y son las puertas abiertas”. Que, si bien la violencia se ha recrudecido, juntas es posible sumar esfuerzos para apoyar a estas mujeres que son un ejemplo y que desde sus rincones —sin las oportunidades para ser visibilizadas— están transformando a Sinaloa. Para concluir la mesa sobre el papel de la cultura en la violencia, concluyó que “la cultura es un camino no sólo para la transformación del Estado, sino para la transformación personal”.

Deja un comentario