Skip to content Skip to footer

Es necesario documentar la religiosidad sinaloense desde la época prehispánica hasta nuestros días: Wilfrido Llanes Espinoza

26 de marzo 2021

La necesidad de contar con un archivo eclesiástico y la creación de fuentes históricas sobre religiones y religiosidades en Sinaloa fueron las dos cuestiones que desarrolló el Dr. Wilfrido Llanes Espinoza en su conferencia Colección de fuentes históricas, Sinaloa: historia y religión, el viernes 26 de marzo dentro del ciclo Diálogos en El Colegio de Sinaloa.

En la práctica de hacer historia, el archivo es una parte fundamental dijo el Dr. Wilfrido Llanes y comentó que la mayoría de los historiadores coinciden en tres aspectos a la hora de consultar los archivos históricos: evaluar el estado físico de la documentación, la calidad del ordenamiento y catalogación, y el acondicionamiento del espacio de consulta. Mencionó que la conclusión para estos aspectos es que “no hay mayormente catálogos, no hay un espacio adecuado y la organización tiene determinadas carencias”. En el caso de México, esta problemática es generalizada, y en Sinaloa, el panorama no es el deseable; sin embargo, agregó, no hay que enfocarse en lo negativo sino en buscar soluciones al problema.

El Dr. Llanes presentó su proyecto de estabilización y ordenación del Archivo de la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Rosario con documentos de 1657 a 1953, oportunidad que surgió por el rector, en ese momento, Pbro. José Francisco Rendón Guzmán, y que le llevó aproximadamente dos años realizar dicha actividad.

Para ello explicó el procedimiento: como primer paso, el material se trasladó a un espacio adecuado y desinfectado, posteriormente se aplicó una capacitación técnica por parte del técnico restaurador Arturo Aguirre Vilchis. Agregó que continuaron con la estabilización, es decir, la limpieza mecánica de documentos en los que se retiraron cintas, clavos, grapas, entre otros elementos que dañan los documentos.

El siguiente punto fue el diagnóstico, donde se evaluó en qué condiciones se encontraba cada libro y cada hoja. Aquí, el investigador mostró imágenes de las fichas diagnósticas que utilizaron, las cuales contenían la referencia de caja, fechas extremas, tipo y condición del encuadernado, estado general del archivo y demás. Indicó que la catalogación fue el proceso más complejo puesto que había que registrar el contenido de cada aspecto encontrado, siendo los principales: asociaciones y cofradías, defunciones y trámites matrimoniales. Finalmente, se reorganizaron los documentos y se mudaron de caja a unas con material químico anti insectos para protegerlos.

Wilfrido Llanes comentó que la realización de esta tarea generó impacto en la diócesis de Culiacán, ocasionando que otros párrocos buscaran atender sus propios archivos. Esto también afecta de manera positiva a los historiadores que consultan esos archivos.

El otro proyecto que presentó el Dr. Llanes es la creación de fuentes para el estudio de las religiones y las religiosidades en Sinaloa. Señaló que en un principio pensaba atender únicamente a la religión católica, no obstante, por la variedad de religiones decidió expandir la investigación. En este punto, expresó su preocupación respecto a la historiografía sinaloense: “nuestra historiografía sinaloense no es muy variada, desafortunadamente, se ha concentrado en temáticas muy concretas y muchas de ellas ni siquiera han evolucionado en su estudio”.

Por lo tanto, indicó que para responder a la pregunta de ¿por qué publicar fuentes históricas relacionadas con las religiones y la pluralidad de prácticas devocionales presentes en Sinaloa?, la respuesta está en tres motivos: el primero, la necesidad de articular la dinámica de investigación académica local al desarrollo que ha mostrado recientemente la historiografía en México e Iberoamérica; el segundo motivo es por la posibilidad de consultar numerosas fuentes que permitan registrar la pluralidad religiosa de interés; y el tercero, por el interés de divulgar el conocimiento histórico aprovechando el formato digital.

La propuesta, en la que actualmente se encuentra trabajando, gira en torno a las religiones arraigadas en la sociedad sinaloense desde la época prehispánica hasta la actualidad con el propósito de consignar toda acción hecha por los individuos movidos por la fe. Expresó también que la gran influencia que han adquirido las religiones y la insuficiencia de estudios sobre la materia en la historiografía local y regional justifican la realización de este proyecto.

El Dr. Wilfrido Llanes concluyó diciendo que lo que se busca con este tipo de proyectos es “abrir la burbuja local hacia temáticas o vínculos temáticos de orden global”.

Deja un comentario