Skip to content Skip to footer

La cosecha de lluvia puede ser la respuesta para comunidades dispersas: Ma. Aurora Armienta

9 de septiembre 2021

En el marco de las actividades del 490 Aniversario de la fundación de Culiacán, la Dra. María Aurora Armienta Hernández —miembro de El Colegio de Sinaloa— impartió la conferencia: Cosecha de lluvia, una alternativa sustentable en zonas con problemas de abastecimiento y calidad del agua, el jueves 9 de septiembre del año en curso, a través de plataformas digitales. En la conferencia estuvieron presentes Minerva Solano, directora general del Instituto Municipal de Cultura y Jorge Escalante.

La Dra. Armienta Hernández señaló que los dos temas a desarrollar serían: la calidad y cantidad del agua en México y, a partir de esto, la cosecha de lluvia como una alternativa sustentable. Explicó que la distribución del agua en México está dada de manera desigual. En el caso de Sinaloa, en cuanto a aguas superficiales no son tan escasas en el estado y de subterránea hay un acuífero con baja disponibilidad y otros con suficiente disponibilidad.

Respecto al agua subterránea, aunque es menos susceptible a contaminarse por microorganismos, bacterias o residuos superficiales, sí puede contaminarse, indicó la académica. Dos de los contaminantes principales son el arsénico (As) y el flúor (F). María Aurora Armienta señaló que la norma del arsénico es de 0.25 mg/l y entre los efectos tóxicos del arsénico están problemas neurológicos, cardiovasculares y enfermedades de la piel; la contaminación por As es por causas naturales como la mineralización o antropogénicas como los jales mineros.

De acuerdo al contexto actual de México, en el que aún existen comunidades que no cuentan con agua potable y, por lo tanto, su consumo de agua se reduce sin el tratamiento debido; la investigadora expresó que “una alternativa es la cosecha de agua de lluvia que podría reducir hasta en un 50% del agua potable que se utiliza en cada casa”.

Posteriormente, expuso el Programa Universitario de Estrategias para la Sustentabilidad desarrollado por la UNAM, el cual estudia un sistema de captación de agua de lluvia, mismo que se dispuso en un edificio universitario, para resolver problemas del acceso, distribución y la calidad del agua para el uso y consumo humano.

Este sistema se compone de un sistema de captación, el tlaloque —depósito diseñado por técnicos mexicanos y que eliminan las primeras aguas de lluvia que vienen con algunos residuos de los techos—, la cisterna que cuenta con un filtro de hojas. Mencionó que el agua pasa después a un sistema de filtración que cuenta con un primer filtro de sólidos, dos filtros de carbón activado y un ozonizador. Al final de este proceso instalaron un bebedero al que llamaron Jugo de Nube.

Esto dio pie para que, en colaboración con la organización Cántaro Azul, estén desarrollando proyectos pilotos de agua segura en las escuelas. Presentó como un caso de éxito de este proyecto la escuela Josefa Ortiz de Domínguez en San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

Para concluir, la Dra. Armienta detalló que a pesar de que los costos iniciales que representa este tipo de métodos de cosecha de lluvias y de que la cantidad del agua depende de la precipitación de la zona, las ventajas son una alta calidad fisicoquímica del agua de lluvia con respecto a diversas fuentes superficiales y subterráneas; además que, al ser un sistema independiente, puede ser la respuesta para comunidades dispersas.

Deja un comentario