Skip to content Skip to footer

Los mexicanos no conectan con el cine nacional

“El 80 por ciento de los mexicanos consumen cine hollywoodense, porque no conectan con el cine nacional”, así lo comentó el director y realizador de televisión, Luigi Reyes, quien ofreció una charla sobre: El cine mexicano en plataformas digitales, el día jueves 13 de agosto de 2020, dicha actividad se compartió en las redes sociales de El Colegio de Sinaloa. Cabe destacar que esta actividad forma parte del ciclo de conferencias: Diálogos en El Colegio de Sinaloa.

Al inicio del diálogo, el expositor explicó a detalle que los mexicanos sí consumen cine nacional, sin embargo, la tendencia recae en las películas extranjeras y en su mayoría en el cine hollywoodense, puesto que, según datos extraídos de Anuario Estadístico de Cine Mexicano, 2019, estos largometrajes tienen mejores historias y mejores producciones. Indicó que esta tendencia podría mantenerse debido a que no se le da la debida importancia a realización de filmes, comentó que esto va desde casas productoras hasta el mismo gobierno.

“Hace días el gobierno mexicano anunció que reduciría el Fidecine, por la emergencia sanitaría, sin embargo salieron muchos cineastas como: Alejandro González Iñárritu y Alfonso Cuarón, entre otros, a defender esta industria mexicana y es por eso que se llegó a un acuerdo; sin embargo, la cuestión aquí no es defender el presupuesto, si no buscar hacer largometrajes que vayan más allá del entretenimiento, expresando ideas culturales, educativas, que profundicen el arte de hacer películas”, externó el experto en cine.

Luigi Reyes declaró que en el año 2019 las películas mexicanas que se estrenaron fueron 119 en diversos formatos, entre taquillas, dvds y plataformas digitales, no obstante en el año se produjeron 216 películas nacionales: “La verdad es que esto es un récord, es inédita la producción de tantas películas, pero desafortunamente nunca se habían visto tan poco. Y quiero mencionar que el gobierno patrocina el 90 por ciento de este trabajo, el resto pertenece a los fondos de la iniciativa privada”.

Agregó que la mayoría de las películas que se hacen en México continúan encerradas en las mismas problemáticas que te regresan un par de décadas. Se muestra una realidad triste, pobre, decadente y marginada, en vez de tratar de reflejar otras problemáticas o un giro más positivo en los grandes paisajes y logros nacionales: “Además, los canales abiertos también deben exhibir películas mexicanas de culto y documentales educativos que demuestren la capacidad de los productores mexicanos para realizar cine y entretenimiento de calidad”.

Referente a las plataformas digitales, el cineasta comentó que con la emergencia sanitaría aumentó considerablemente el consumo de aplicaciones de películas, entre las que se destacan: Netflix, Amazon prime y Claro video. Mencionó que en todas estas se pueden encontrar películas mexicanas: “México es el segundo país que más consume Netflix con 22.7 millones de subscritores; y el aumento de consumidores tiene que ver con la campaña tan agresiva entre esta plataforma y Televisa, donde Netflix se mofaba de la pequeña cantidad de contenido que este canal de tele compartía tanto en transmisión libre como en su plataforma de paga”. Para finalizar con el comentario, el experto agregó que esta tendencia se ha mantenido gracias a que Netflix está creando contenido interesante y propositivo.