Skip to content Skip to footer

Debe diseñarse un modelo educativo virtual acorde a la pedagogía mexicana: Jorge Gastélum

¿Enseñanza remota en situación de emergencia o Modelo educativo virtual? Es la disyuntiva, fue el tema de la conferencia que impartió el Dr. Jorge Gastélum el jueves 10 de septiembre, invitado en el programa institucional “Diálogos en El Colegio de Sinaloa”, y a partir de esa hipótesis presentó un trabajo de investigación que preparó junto con el cuerpo académico de la Universidad Autónoma de Occidente –UADEO― en el que se aplicó una encuesta dirigida a 320 profesores de nivel superior en 21 estados de la República para medir lo que está pasando con los docentes.

Entrevistado por Carlos Zazueta y Gerardo Osornio, el especialista en educación puso al auditorio en antecedentes al hablar sobre la pandemia Covid-19 que llevó, entre otras muchas consecuencias, al cierre de instituciones educativas y la búsqueda de soluciones al implementar programas de educación a distancia para en la medida de las posibilidades no perder el ciclo escolar; aunque, tomando en cuenta el dato que nos ofrece el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2019 donde nos dice que sólo en el 44.3% de los hogares mexicanos hay una computadora, mientras en el 56.4% hay conexión a internet.

El doctor en Investigación Educativa presentó los resultados de la encuesta y algunas de las respuestas son: el 76% de los encuestados laboran para una institución de Educación Superior (IES) pública y autónoma; el 70% imparte clase en el grado de licenciatura; el 55.9% tiene más de 15 años de experiencia en la docencia y el 79.4% considera que las tecnologías aplicables para mejorar los procesos de enseñanza-aprendizaje en línea son muy útiles; aunque, el 60% de los encuestados reconoce conocer “algo” de las tecnologías aplicables a los cursos y disciplinas que enseña y sólo el 25.7% de ellos respondió conocer “mucho” de estas tecnologías.

Al analizar en estas preguntas cuál fue la reacción del docente ante esta nueva dinámica: así un 39% de los encuestados se siente preparado para incorporar estas tecnologías al proceso de enseñanza-aprendizaje contra el 6% de los encuestados que se siente menos preparado; también se les cuestionó sobre la capacitación que recibieron y el 23% de ellos dijo que sí los capacitaron, pero en promedio esta capacitación sólo duró cuatro horas contra 22.2% que dicen recibieron 20 horas de capacitación. Así, al cuestionarlos, en opción múltiple sobre cuál pudiera ser el principal obstáculo para el desarrollo de cursos en línea, las respuestas son: el 76.8% dice que es la falta de conectividad (acceso a internet) en los hogares de los estudiantes; el 65.1% señala que en el hogar de los estudiantes falta equipo de cómputo (computadora de escritorio o laptop) y el 60.6% opina que falta capacitación de los docentes para utilizar las tecnologías y plataformas digitales.

Para concluir la encuesta, nos dice el Dr. Jorge Gastélum que se hizo una última pregunta: ¿Tiene o ha tenido alguna ayuda financiera de parte de su institución? y se obtuvieron las siguientes respuestas de acuerdo a las opciones presentadas en la encuesta: 0.6% de los encuestados dijo que sí les apoyaron en el consumo de energía; 1.6% reconoció recibir ayuda para sufragar los gastos de conexión a internet; el 10.2% recibió ayuda para adquirir equipo de cómputo eficiente; sin embargo, un 86.1% respondió que no recibe ningún tipo de ayuda de parte de las instituciones para las que trabajan. Por lo tanto, el investigador de la UADEO resume que cada docente absorbe todos los gastos y eso supone un reto para las instituciones y para la Secretaría de Educación Pública.

Basado en las respuestas obtenidas en este cuestionario, el especialista en educación manifiesta que “debe diseñarse un modelo educativo virtual acorde a la pedagogía mexicana”, y en su opinión señala que esta es una muy buena oportunidad para que la Anuies se reúna y ponga a sus especialistas a trabajar y diseñar una plataforma adecuada a las universidades mexicanas. También agregó que como maestro universitario ha notado que los alumnos destacados siguen con el mismo nivel virtualmente y los alumnos que se distraen, igual lo hacen en línea.