Skip to content Skip to footer

El amoniaco ha causado una crisis ambiental, pero sustenta la producción de alimentos en el mundo: Federico Páez Osuna

25 de marzo de 2022.

Con los temas producción de alimentos, amoniaco verde y crisis ambiental, el Dr. Federico Páez Osuna —miembro de El Colegio de Sinaloa— presentó su libro La paradoja del amoniaco, el jueves 24 de marzo del presente año, en el vestíbulo de El Colegio de Sinaloa y a través de Facebook Live. Los miembros colegiados Dra. María Aurora Armienta Hernández y Dr. Octavio Paredes López, a partir de su experiencia científica, aportaron comentarios respecto a la obra.

En la actividad estuvieron presentes el Mtro. Élmer Mendoza, presidente de El Colegio de Sinaloa y Dr. Juan Salvador Avilés Ochoa, director del Instituto Sinaloense de Cultura y con la representación del gobernador del Estado.

El Dr. Federico Páez Osuna expresó que el libro surge a razón de que el tema del amoniaco es de atención mundial —en especial el amoniaco verde— y, concretamente, consorcios empresariales y ambientalistas están involucrados en torno a ello. “Lleva en el título de este libro la paradoja; por un lado, es el causante de una crisis ambiental que tenemos a nivel mundial sin precedentes; por otro, es el que sustenta la alimentación o la producción de alimentos en nuestro planeta”, comentó el autor respecto a la importancia que tiene el amoniaco para los seres humanos.

Explicó que hay otra paradoja aún más importante y es que “con la producción de amoniacos de color, sobre todo el amoniaco verde, estamos visualizando que esta puede ser la ruta que tenemos que trazar para hacer a un lado, sustituir a los hidrocarburos fósiles que todavía utilizamos hasta la fecha”, es decir, el amoniaco surge como una alternativa como combustible, un almacén o un reservorio importante de hidrógeno.

El Dr. Páez enumeró los contenidos abordados en el libro, tales como; enfermedades y plagas, desperdicio y pérdidas de los alimentos, la revolución verde, la huella del nitrógeno, entre otros. En un capítulo especial, enfatizó que el amoniaco es el principal precursor de las partículas finas PM2.5, las cuales contribuyen en la tasa de mortalidad asociada al COVID-19 en Sinaloa. De la misma manera, dijo que “las dietas están definiendo también el destino de nuestro impacto, de lo que le está pasando a nuestro planeta”, en relación a que el tipo de alimentos que consumimos genera diferentes impactos.

Asimismo, destacó la situación actual —tratado en el último capítulo— sobre el caso de la planta de amoniaco en Topolobampo y comentó que su postura no se centra en si se debe o no realizarse, sino que depende de cómo se construya la planta y de qué manera.

En su intervención, la Dra. Ma. Aurora Armienta felicitó al Dr. Páez por su iniciativa al escribir una obra de alto valor científico. De la misma forma, expresó que los puntos abordados en el libro son un tema muy importante para México y especialmente para Sinaloa por la relevancia de la producción agrícola en general y el suministro de alimentos, donde los fertilizantes nitrogenados son un componente fundamental de los cuales la base es el amoniaco. También dijo que los efectos ambientales para obtener la producción de amoniaco deben atenderse y entenderse con base en conocimientos científicos aprovechando, además, el desarrollo tecnológico y sin negar los beneficios que posee el amoniaco y la necesidad para lograr un desarrollo sostenible.

Por su parte, el Dr. Octavio Paredes López señaló la importancia del aporte de científicos mexicanos y las problemáticas que tiene la divulgación científica. Igualmente, reafirmó que es necesario dar un impulso y espacios a los jóvenes académicos.

Respecto a los temas que maneja el libro, comentó que no es posible estar en contra de las modificaciones genéticas de los organismos, ya que dicha modificación genética ayuda a generar una menor afectación al entorno, igualmente su uso en la producción de fármacos. Mencionó que “ahora tenemos una sociedad que quiere alimentos saludables, que tenga cargas calóricas bajas, que tenga aceites no saturados, que sean anticancerígenos; y todavía más, que los alimentos jueguen el papel de las vacunas”.

Cabe señalar que en el evento estuvieron presentes académicos, servidores públicos y público en general.

Deja un comentario