Skip to content Skip to footer

El dimorfismo sexual es un factor más en el mecanismo de resistencia a la insulina en el síndrome metabólico: Myrian Velasco Torres

19 de noviembre de 2020

Ante un nutrido auditorio conformado por alumnos y maestros de ciencias biomédicas, la Dra. Myrian Velasco brindó una interesante conferencia sobre Dimorfismo sexual en el síndrome metabólico y su impacto en el mecanismo de resistencia a la insulina, el jueves 19 de noviembre por las plataformas Zoom y FaceLive, a través del programa Ciencia en Directo que organiza por El Colegio de Sinaloa, y donde estuvo acompañada por Carlos Barajas, director de Vinculación Académica.


La Dra. Velasco inició su conferencia hablando sobre la obesidad en México y el mundo puntualizando que el 75% de la población mexicana padece de obesidad o sobrepeso, porcentaje que ha ido aumentando año con año. En opinión de la investigadora, la obesidad se denomina como enfermedad que se genera por factores ambientales como la mala alimentación, el consumo de bebidas hipercalóricas y bebidas azucaradas. Otro factor es el no tener actividad física, por lo tanto, genera una ruta hacia la obesidad. Por otra parte, contribuyen los factores genéticos donde la enfermedad es un tema serio de suma importancia y tiene relevancia en el aumento de la susceptibilidad a desarrollar otras patologías, entre ellas el síndrome metabólico.


La Dra. Velasco nos explicó que el síndrome metabólico “es el conjunto de signos que incrementan el riesgo de desarrollar diabetes mellitus tipo 2 y problemas cardiovasculares, últimamente estos signos metabólicos pueden propiciar algunos tipos de cáncer”. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) existen cinco signos que describen al síndrome metabólico, entre ellos está la obesidad con un índice de masa corporal mayor a 30 kilogramos por metro cuadrado. Otro signo es la dislipidemia, la cual se refiere a un aumento de triglicéridos con una disminución del colesterol bueno, también se encuentra el signo de la alteración en la glucosa de ayuno; el aumento de la presión arterial es otro signo que participa en este síndrome y finalmente se encuentra la resistencia a la insulina que es uno de los factores principales en la fisiopatología de este síndrome. Para tener un diagnóstico de éste en una persona es a partir de tres de los cinco síntomas mencionados en cualquier combinación.


Asimismo, la Dra. Velasco nos compartió que existen factores que favorecen la aparición del síndrome metabólico como son las dietas y el estilo de vida, la educación, la región geográfica, la raza, la edad y uno de estos factores importantes es el sexo, porque los hombre y mujeres no son iguales anatómica ni metabólicamente, lo cual hace que en el dimorfismo sexual tengan diferentes valores en los signos del síndrome metabólico.


Con respecto a la insulina, la investigadora de la UNAM explicó que es una hormona anabólica, “esto quiere decir que es una hormona de síntesis de nutrientes que se guardan en los órganos blancos de la acción (músculo, tejido adiposo y el hígado) de la insulina la cual aumenta la captura de glucosa, promueve la síntesis de glucógeno, éste es un polímero de moléculas individuales de glucosa que es el medio para guardar glucosa en nuestro organismo y que se lleva a cabo principalmente en el músculo y el hígado, también promueve la síntesis de proteínas y de lípidos”.


De acuerdo con la investigadora, cuando la insulina deja de realizar esta acción en los órganos blancos, ocurre una resistencia a la insulina que es “una reducción de acciones y esto generalmente se asocia en la perdida de señalización de la insulina, es decir cuando se pierde la comunicación dentro de la vía de señalización es donde se produce la resistencia a la insulina”.


En ese sentido, Mirian Velasco explicó ampliamente un estudio modelo para analizar el síndrome metabólico donde se utilizaron ratas durante 24 semanas, lo cual demostró una ganancia de peso mayor en las hembras con un 33% y los machos con un 15% de aumento en peso, después de 6 meses de tratamiento con sacarosa el 20% de las ratas desarrollan síndrome metabólico. Es estudio arrojó datos donde se produce una diferencia significativa en todos los parámetros ya que en la glucosa y la presión arterial se muestran cambios en los machos, pero en las hembras no; esto habla de que los machos tienen un problema con la glucosa y presentan problemas de hipertensión arterial.

Entre otros aspectos de importancia sobre este tema vinculado a la salud pública, en el síndrome metabólico hay aumento en el tamaño de los adipocitos, se produce una inflamación de bajo grado, genera esteatosis hepática, grasa peripancreática y grasa gonadal.


Entre sus conclusiones, la Dra. Velasco dijo que el dimorfismo sexual es diferente en su desarrollo en el síndrome metabólico tanto en machos como en hembras el cual impacta en el mecanismo de resistencia a la insulina en tejidos específicos, lo que quiere decir que no se genera de la misma manera en todos los tejidos. Otro dato interesante en los machos es que presentan un valor elevado de insulina mientras que las hembras presentaron triglicéridos con niveles más altos.


Al final y a través de las plataformas streaming, hubo varias preguntas vinculadas justamente con la nutrición, las dietas hipercalóricas y el requerimiento de actividad física para contrarrestar la aparición de síndrome metabólico.

Deja un comentario