Skip to content Skip to footer

La desigualdad institucional alimenta la desigualdad social: Diego Valadés

24 de noviembre 2020

Con el tema igualdad y desigualdad en la constitución, el Dr. Diego Valadés participó en el programa “Conversaciones desde El Colegio de Sinaloa”, el martes 24 de noviembre del año en curso, a través de la plataforma Facebook Live de este organismo. Estuvo acompañado por las autoridades, Mtro. Rodolfo Campoy de la Vega, Rector de la Escuela Libre de Derecho de Sinaloa; Mtra. Oralia Castro López, directora del Instituto Municipal de Cultura del H. Ayuntamiento de Salvador Alvarado; Lic. Lydia Concepción Celaya Valenzuela, Secretaria General de El Colegio de Sinaloa; y el Lic. José Miguel Vega Pereda, secretario Académico de la Escuela Libre de Derecho de Sinaloa.

En opinión del Dr. Valadés, en el orden simbólico la igualdad está garantizada por la Constitución, la misma constitución establece reglas y principios asimétricos que dan por consecuencia situaciones de desigualdad tanto en el orden de las personas como en el de las instituciones, por parte de las instituciones; con un efecto negativo para la vida individual y colectiva.

Valadés dijo que en la situación actual —en la crisis sanitaria— ha dejado ver que las condiciones de atención médica no son iguales para todos, lo cual se ha acentuado la incidencia de la letalidad y se ha pronunciado de manera significativa entre los grupos sociales con menos recursos económicos. Recordó a la audiencia que las políticas sanitarias consistieron en mantener la disponibilidad dentro de los hospitales de manera razonablemente accesibles. Por razones económicas, esto es un signo de desigualdad, ya que la población no ha vivido la situación a la par de un grupo social con más recursos económicos, bajo esto se presentan las situaciones de mejor atención médica y facilidad en aislamiento de vivienda.

Argumentó que las desigualdades en el orden institucional, las primeras de carácter social están vinculadas con las desigualdades de carácter institucional, señalando que el derecho lejos de ser un obstáculo al cambio ha sido siempre un instrumento potenciador del cambio. Criticó que el poder en México está muy concentrado en el gobierno federal, en el presidente de la República, lo cual significa que muchas de las decisiones que deben tomarse para atender necesidades de carácter social deben ser sometidas al conocimiento y consentimiento constitucional de lo cual depende el bienestar de toda la población mexicana.

El Dr. Diego Valadés explicó el concepto clásico de igualdad, el cual tiene que ver con la posición que se tiene ante el derecho el cual consiste en que todos tengamos el mismo nivel de trato: desde Aristóteles desde su Ética a Nicómaco distinguía que la igualdad implica tratar igual a los iguales y de manera desigual a los desiguales esto para no generar mayor desigualdad tratando de manera igual a los desiguales.

En opinión del jurista, por parte de la igualdad en materia de género en México, se tuvieron que crear conceptos como el de discriminación positiva para establecer que en el caso de la mujer había que adoptar políticas deliberadas que generaran las posibilidades de compartir y de participar en condiciones de igualdad con los hombres, por ejemplo, en materia electoral.

Se estableció en nuestra Constitución que exista una obligación por parte de los partidos políticos de postular mujeres y hombres a los cargos de elección popular para atender al principio de igualdad que postula el Art. 41° de la Constitución. Asimismo, el viejo criterio de Aristóteles ha sido una de las fórmulas que se han potenciado en nuestro tiempo para que la mujer acceda a una mejor condición de vida en el orden laboral y político.

Por lo que respecta a equidad, este criterio tiene que ver con las formas de distribución de los recursos y de los bienes sociales en manera que se beneficie en la distribución de bienes sociales a quienes mayores requerimientos tienen de ellos, y que aporten y contribuyan a la construcción de esos bienes sociales en parte de quien tiene mayores recursos posibles, “Gran parte de la población económicamente activa del país está trabajando en condiciones de informalidad lo cual carece de un ingreso económico constante y de seguridad social”, dijo el Dr. Valadés.

El Dr. Valadés señaló varios errores en el federalismo pues nuestro sistema de concentración del poder genera este rasgo de desigualdad, ya que desde la Constitución se han originado diversas formas de inequidad que van desde lo social, económico, jurídico e institucional. Por ello, precisó que se han hecho varias reformas a la Constitución en diversas materias, tanto al Artículo 124°, como al 73°, se han modificado 31 fracciones legislativas y se han integrado 27, entre otras. Asimismo, comentó que con respecto a la desigualdad —desde en el orden institucional— el derecho ha sido potenciador del cambio, es decir de la norma jurídica.

Es por ello que el Dr. Valadés concluyó señalando que las diferentes características que identifican al constitucionalismo mexicano y que denotan su estructura, subsisten numerosas fuentes de desigualdad, tanto social e institucional, y esta desigualdad institucional realimenta la desigualdad social. Para generar posibilidades de mejorar la relación entre el gobernado y el gobernante en términos más igualitarios y equitativos, y para poder establecer políticas estructuradas de una manera responsable con la participación de la sociedad o de los representantes, que garanticen los niveles de igualdad de toda la sociedad, será necesario que modifiquemos nuestro régimen de gobierno. Y para ello el diseño de la Constitución tiene que ver con los niveles de igualdad de una manera muy clara.

Deja un comentario