Skip to content Skip to footer

El método de Tomografía de Resistividad Eléctrica permite reconocer la forma geofísica de estructuras arqueológicas: René Chávez Segura

21 de octubre de 2017.

Dentro de la programación de Ciencia en Directo en coordinación con la UNAM, el Dr. René Chávez Segura disertó la conferencia: Estudio geofísico en la antigua ciudad de Chichén Itzá: la pirámide de Kukulkán, el jueves 21 de octubre a través de plataformas digitales institucionales.

El investigador compartió sus experiencias con el grupo de geofísica de exploración de la UNAM, en el estudio arqueológico de Chichén Itzá, particularmente la pirámide Kukulkán, la cual se encuentra al norte de la península de Yucatán.

A través de una imagen satelital de íconos tomada en el 2001, mostró el último periodo de los Mayas, donde se encuentra localizada la pirámide de El Castillo (también conocida como Kukulkán) la cual fue designada por la UNESCO en el 2009 como patrimonio de la humanidad y tiene alrededor de 1000 años de antigüedad.

Asimismo, explicó que en Teotihuacán se han encontrado cavidades bajo estructuras prehispánicas como la pirámide de Sol (desde 1954) y en años recientes bajo la pirámide de Quetzalcóatl localizaron otro túnel a unos 16 metros de profundidad.

El investigador mencionó algunos estudios geofísicos (GPR) realizados en 1997, en los cuales fue partícipe, específicamente en estudios de penetración de radar terrestre, en el que utilizaban antenas de 60 MHZ en modo biostático; y un SIR-10 que permitía la grabación.

El objetivo, dado los antecedentes de la investigación, era estudiar el subsuelo de la pirámide de El Castillo (Kukulkán) a través del método de Tomografía Resistividad Eléctrica (TRE), para determinar la resistividad real del subsuelo a través de un modelo obtenido a partir de los datos observados que permitirá reconocer la firma geofísica de las estructuras que posiblemente se encontrarán debajo de la pirámide. Por lo que tuvieron que diseñar arreglos en tres dimensiones para estudiar y caracterizar el subsuelo que está debajo de este gran edificio prehispánico.

También explicó que el método de tomografía de resistividad eléctrica consiste en conectar dos electrodos a una batería y enviar corriente al subsuelo y ver los efectos que tienen al atravesar diferentes capas a profundidad, lo que se le denomina resistividad.

El Dr. Chávez señaló que el estudio con tomografía eléctrica 3D en zonas urbanas y de interés histórico o arqueológico resulta, en muchos casos, un problema. De la misma manera, expresó que en una zona sin obstáculos se pueden hacer perfiles obteniendo un modelo tridimensional bastante cercano a la realidad, mientras que con obstáculos se han empelado modalidades denominadas Perimetral, mínimo acoplamiento y gradiente (sábana santa).

Como parte de sus conclusiones, el Dr. René Chávez Segura indicó que este arreglo TRE-3D confirmó que existe una cavidad bajo El Osario, ya sugerido por los estudios de Schmidt en 2011, y que caracteriza el subsuelo sobre el que está asentada la pirámide de Kukulkán, además de mostrar la imagen con este modelo.

También los resultados sugieren la existencia de una oquedad (karst) que se extiende a una profundidad de 20 metros. Asimismo, existe la hipótesis de que podría encontrarse parcialmente llena de agua dulce, de acuerdo a los valores bajos de resistividad. En ese sentido, el Dr. Chávez también determinó que valores altos de resistividad podrían estar asociados a trabajos de nivelación realizados en los diferentes periodos constructivos; además de que la oquedad —del cenote— se observa de manera similar en la segunda fase del proyecto estudiado.  Al final de la conferencia hubo espacio para preguntas y felicitaciones de los asistentes, lo que generó la posibilidad de que en una próxima conferencia el Dr. René Chávez presente la segunda fase del proyecto en referencia.

Deja un comentario