Skip to content Skip to footer

El sistema inmune permite y tolera la coexistencia de patógenos potenciales: Paula Licona

9 de septiembre de 2021.

Con el tema La respuesta inmune en modelos murinos para el diseño de inmunoterapia, e invitadacomo parte del programa Ciencia en Directo coordinado por El Colegio de Sinaloa, la Dra. Paula Licona Limón —investigadora del Instituto de Fisiología Celular, unam— sustentó una interesante conferencia que se proyectó por la plataforma Zoom y Facebook institucionales, el jueves 9 de septiembre del presente año.

Paula Licona inició agradeciendo a su grupo de trabajo del Laboratorio de Inmunología Molecular y Celular y resaltó la importancia de la respuesta inmune donde estamos constantemente expuestos a patógenos como lo que respiramos, comemos y tocamos tienen bacterias, por lo que cuestionó ¿por qué no vivimos enfermos? a lo que explicó que contamos con una respuesta inmune. Expresó que esta respuesta además de protegernos y evitar que vivamos todo el tiempo enfermos, en algunas circunstancias permite y tolera la coexistencia de potenciales patógenos, en este caso la microbiota.

La investigadora detalló que el sistema inmune está presente en cualquier organismo desde plantas y bacterias, e incluso en una primera línea de defensa que serían barreras físico-químicas, por ejemplo la membrana o epitelios, que secretan sustancias como cebos, sudor, moco, cambios en PH, presencia de enzimas, por ejemplo en la saliva; y una segunda línea de defensa sería un sistema inmune innato que está presente en organismos invertebrados y que se complementa con un sistema inmune adaptativo.

Mencionó que cuando hay un insulto (accidente) patogénico la respuesta inmune innata actúan de manera muy rápida, pueden ser minutos u horas tras el insulto patógeno, mientras que la respuesta adaptativa es un poco más lenta, tarda por lo menos dentro del rango de los días de la exposición inicial.

La doctora señaló que el objetivo de su laboratorio a largo plazo es identificar cuáles son las poblaciones celulares o mediadores solubles de estas poblaciones inmunológicas que son importantes para el mantenimiento de equilibrio en situaciones metástasis, una infección incluso otro tipo de patologías como el cáncer u otra inmunidad. La idea es aplicar todo este conocimiento a conveniencia nuestra la respuesta inmunológica protectora y de esta forma ayudar a los pacientes; esto es básicamente el diseño de inmunoterapia como objetivo último de su investigación.

La Dra. Paula Licona detalló las cinco líneas generales de investigación, las primeras cuatro están enfocadas al estudio vías de señalización moleculares específicas que controlan distintas poblaciones dentro del sistema inmune y/o vías de comunicación entre especies; estas vías permiten la comunicación entre parásito-hospedero. Dentro de estos proyectos destacó: vías de citocinas TGF-beta, interleuquina 9 (IL-9), PKA/PKIB, vías de comunicación parasito-hospedero.

Finalmente, el quinto proyecto es identificar la respuesta inmune protectora contra bacterias “MDR” para el diseño de inmunoterapias, en el cual nos explica que el problema de antibióticos es muy grande a nivel mundial y lo que se propone es trabajar con esta cepa de bacterias multidroga resistentes para encontrar esa respuesta inmune que se protege contra esta cepa, así como utilizar nuestro sistema inmunológico como una herramienta para atacar este tipo de infecciones para el diseño de inmunoterapias.

En conclusión, la Dra. Paula Licona señaló que están enfocándose en identificar y caracterizar los mecanismos celulares o sus derivados que son relevantes en el entorno de la infección con parásitos o cepas de bacterias multidroga resistente en el contexto del tumor.

En el segmento de preguntas, la doctora indicó que las terapias con los bacteriófagos es una de las plataformas que están trabajando como una alternativa para el tratamiento de bacterias multirresistentes. Su propuesta está basada en la respuesta inmune, ya que “si este problema no se resuelve pronto, de aquí a 2050 vamos a volver a morir por infecciones bacterianas como en la Edad Media porque los antibióticos ya no funcionan”.

Deja un comentario